¿ALGUIEN SABE QUÉ FUE DE LA AUDITORIA…?

En abril de 2008, el PP de Batiste Saval contrató a la mercantil AUDIHISPANA GRANT THORNTON la realización de un análisis económico-financiero del Ayuntamiento por un importe de 11.600 euros. Esta empresa proporciona servicios de auditorías, fiscal y asesoramiento financiero. Como auditores, es su obligación aportar la máxima fiabilidad posible a la información económico-financiera.

Según este informe “el resultado del ejercicio 2007 presenta una capacidad financiera real del Ayuntamiento saldo positivo que antes de ajustes es de 316.229’90 € y después de ajustar con la provisión de insolvencias, se sitúa en 144.773’23 €”. El informe prosigue con otros datos como que “la situación de endeudamiento a largo plazo con entidades financieras, está muy por debajo del 110 % que permite la ley y sólo alcanzamos el 37%, por lo que a largo plazo no hay motivos para aplicar un plan de estabilidad presupuestaria.

El informe concluye lo siguiente: “LA CONCLUSIÓN DEL HISTÓRICO 2003-2007 ES QUE LOS PRESUPUESTOS DEFINITIVOS TIENEN UN ALTO GRADO DE EJECUCIÓN POR ENCIMA DEL 88%; LA DISTRIBUCIÓN DE INGRESOS Y GASTOS CUMPLEN CON LA ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA ANTES DE LOS AJUSTES, Y EL REMANENTE DE TESORERÍA ES DE 140.773’23 € AL CIERRE DEL EJERCICIO 2007, LA DEUDA FINANCIERA MUNICIPAL AL FINAL DE 2007 ES DE 2.174.623’84 € SIN QUE EL COEFICIENTE DE ENDEUDAMIENTO PRESENTE NINGÚN PROBLEMA” Estas conclusiones son las referidas al período de gobierno del PSOE, aunque hay que indicar que el segundo semestre de 2007 ya es responsabilidad de este gobierno del PP de Batiste que comienza ya a empañar las cuentas.

 

¿Cuál es la situación actual, tres años después?

 

Que se incumple el principio de estabilidad presupuestaria, dado que de la liquidación presupuestaria resulta una necesidad de financiación de 94.717,16 euros.

 

Que el remanente de tesorería para gastos generales es negativo en 44.125,38 euros y tanto más si consideramos las obligaciones pendientes de aplicar al presupuesto de gastos por 409.580,43 euros, que dejarían este remanente de tesorería en -453.705,81 euros.

 

Y por último que las previsiones del Plan de Saneamiento, no se han cumplido, ascendiendo la deuda financiera hasta los 3.880.584’09 € en diciembre de 2010.