SOBRE EL MIEDO.

Cuando era pequeña tenía miedo a la guerra. Mi tío abuelo, que estuvo en la de Marruecos, “contra los moros”, nos contaba historias de lo que había vivido. Mi abuela, años más tarde, cuando murió Franco, lloraba y no de pena por la muerte del dictador, sino por miedo, miedo a que viniera otra guerra. La presencia de la guerra, en aquellas generaciones, provocaba un miedo real, intenso, por el recuerdo de algo vivido con horror. 

Hoy, nuestros miedos son mucho menos importantes, menos vitales, menos dramáticos, no sé como definirlos. El miedo que más me entristece es el miedo a decir lo que se piensa, a definirse ideológicamente, a comprometerse con unas ideas, con unos sentimientos… A veces, demasiadas veces, mis alumnas me dicen que ellas son “apolíticas”. Eso, me da pena y coraje a la vez. Entonces les pido que den una respuesta silenciosa, sin decirla en voz alta, que solo la piensen, a cuestiones concretas como: ¿Prefieres sanidad pública o privada?, ¿Eres partidaria de los anticonceptivos?, ¿Qué opinión te merece la ley del aborto?, ¿Qué opinas de la inmigración?, ¿Educación pública o privada?, ¿Te gustan los uniformes en la escuela pública?, ¿En que ministerio invertiríais más dinero público?…No sé, preguntas así… A todas dan una respuesta, llegando a la conclusión de que sí tienen opinión política.

Porque la política no es más que una manera de pensar sobre las cosas que pasan en nuestra sociedad y proponer soluciones según nuestro modo de pensar, nuestra moral, nuestra concepción de lo que está bien y lo que está mal. Los niños piensan que lo que está bien es lo que dicen sus padres, es lo que se denomina moral heterónoma, “la de los otros”. Cuando nos hacemos mayores, deberíamos decidir por nosotros mismos, lo que está bien y lo que está mal, seria la moral autónoma, “la de cada uno”. Habríamos de ser capaces de defender nuestro propio pensamiento, de dar nuestra opinión y defenderla sin miedo a que me asocien con tal o tal partido, sin temor a salir en una foto con fulanito, a que no venga a comprar a mi tienda, a que no me contraten para las obras, a que me tiren del trabajo o me hagan la vida imposible…

Porque estos son miedos ridículos, nadie pude robarnos nuestros pensamientos, nadie puede negarnos el derecho a decir quienes somos ni en qué creemos, cómo nos gusta vivir y con qué soñamos. Porque ahora ya no hay guerra que valga, hay un futuro que puede y debe ser mejor, más justo, más igualitario, más democrático… Os aseguro que mis nietos no me verán lloran de miedo…

9 respostes a “SOBRE EL MIEDO.”

  1. Pensar que tots som iguals es, ademés de mentira, el recurs que utilitza la dreta per tal de desmotivar a la població: “tots son igual”, ” tú si pugueres també el faries…” Es com dir: ” no cregues en res, ni en ningú, no val la pena, jo pensaré i decidiré per tú”.

    Així justifiquen a malversadors com Fabra o Camp: ” total, normal que si poden beneficiar a la seua familia, o rebre qualsevol regalet, total per uns trajets…. Jo si puguera també ho faría, normal!!! series bobo si no ho aprofitares!!! ”
    Pues no, no es normal, es de malversadors i delinquents!!!

  2. Vosatros feu por perque Mahoma vos pot soles en una ma i damunt el equipo que te, yo també tindria por.

  3. Lola, molt interessant el que dius. Entonces, no tots sou iguals? Vicent Berenguer i els seus sequasos no son iguals als actuals dirigents del PSOE? Perqué?
    Les teues declaracions poden rallat la “blasfemia”. A veure si encara t’obrin expedient disciplinari!

  4. Si quieres AMAEU podemos hablar de terrenos en Segarra, Margequivir, Anibits y también en Pinets. Y de los personajes vinculados al PP de Callosa y al Bloc y también de otros municipios. Cuando quieras te reto a hablar de todo esto. Altea y Callosa están cerca y todo se sabe, quienes son los corredores, etc. No me estoy refiriendo a terrenos municipales que si lo son, es difícil que pasen a manos de algún privado y no tengo constancia de que algo así haya pasado.

  5. Aixó, aixó, parleu del Margequivir i dels Anibits. Segur que Vincenso té molt a contar. Parleu, parleu. Parleu de la inmobiliaria Mascarat, parleu, parleu. Ah, per cert, sabieu que Vincenso va demanar el vot per a Mahoma?

  6. También hablaremos del ex-concejal de urbanismo de Altea, familiares, de Mahoma, de Colau, de Pérez-Valls, de los terrenos de la peita y su “mafia” , ¿No quieres hablar dels pinets?. Por cierto, ¿sabéis a quien han contratado para la obra del polideportivo? Al dueño de Noticias Benidorm y TeVes. Esto huele, huele.

  7. Vinga parla, no et calles, parla, o es que no tens res més que dir?
    Parlem del segon campanar de la Plaça, de Mascarat, dels Anibits, del Margequivir, qui anava demanant el vot per a mahoma i perqué?
    No et calles, parla.
    Parla dels Pinets, de la peyta, de la mafia, de la casa de Robert i el seu campanar, parla, parla

Els comentaris estan tancats.